Impresiones de la Primavera

Imagen tan repetida en libros, postales, etc…nada comparado con la realidad. Es la Belleza (con mayúscula) de la Vida (con mayúscula). Es el espíritu renacentista recogido en una sola imagen.

Imagen del famoso cuadro
La Primavera de Botticelli

El Dios del Viento Eolo que representa el movimiento, recoge a la ninfa Flora, inspiración de una musa, que tiene la facultad de hacer florecer todo lo que toca. De este modo, surge la primavera cuyo vestido se inunda de pequeñas flores, por el contacto con Flora, que se propagan por todas partes, gracias a la ayuda del viento que expande Eolo.

En el centro de la imagen se encuentra Venus que representa la Vida y el nacer de un nuevo hombre, en el centro del universo. A su lado, las tres gracias, que muestran las tres estaciones en movimiento (primavera, verano y otoño; en la antigüedad no existía el invierno). El movimiento de las tres gracias es suave y armonioso, lento pero seguro. Simboliza los movimientos que se estaban produciendo en la sociedad renacentista.

Y queda Mercurio que se dedica a cazar. Trata de atrapar las nubes que vienen a impedir que surja la primavera, que surja esa nueva sociedad a partir de la naturaleza.

Este cuadro realizado como un regalo de bodas a un pariente de Lorenzo el Magnífico es un soplo de aire fresco que invita a la regeneración y al acercamiento a la naturaleza. Me extasío ante el mismo y no puedo dejar de emocionarme en esta sala de la Galeria de los Uffizi que por un momento, se queda vacía y sentada enfrente de la obra, establezco una relación sensorial con cada una de las figuras que me hablan y me trasmiten la necesidad de regenerarse.

No te alejes de la naturaleza, de ella procedes y algún día vendrá a buscarte. Lo natural ha de estar presente en tu vida, no inventes, no fuerces, déjate llevar. El paso lento del tiempo ayuda a la meditación, al goce de los sentidos, pero el tiempo así mismo discurre y la vida fluye en cada pequeño instante que vivimos. Descubramos dónde palpita nuestra vida y recuperemos el humanismo. Nunca podremos impedir a la naturaleza que haga su trabajo: que haga nacer, que transporte la vida y que elimine lo superfluo regenerando continuamente el ciclo vital.

Nota.- Esta es mi visión personal del cuadro que tiene muchas interpretaciones tanto artísticas como culturales. Te animo a compartir las tuyas 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s